Saltar Navegación
> acerca-u > campus > sitios-emblematicos

Sitios emblemáticos

En la Ciudad Universitaria Rodrigo Facio existen lugares cuya historia los convierte en puntos de referencia. 

  • El edificio de la Escuela de Estudios Generales, hoy Edificio Enrique Macaya Lahmann, se inauguró el 4 de marzo de 1957 como la entonces naciente Facultad Central de Ciencias. Frente al actual edificio, en el área de lo que hoy es el pretil, se realizó la ceremonia inaugural, con la asistencia de centenares de estudiantes, profesores, catedráticos y autoridades universitarias, así como miembros del Cuerpo Diplomático y de los Poderes de la República. Se contó con las palabras del rector, Lic. Rodrigo Facio, la bendición de la obra por el arzobispo de San José, Monseñor Rubén Odio, y las palabras del primer decano de la Facultad y primer director de los Estudios Generales, Prof. José Joaquín Trejos. 

    Según datos del Registro Universitario, ese año se inscribieron 1 048 estudiantes en las diferentes asignaturas del primer año; de ellos, 787 eran nuevos alumnos que debían seguir los Estudios Generales. Actualmente, los Estudios Generales reciben en sus aulas a más de 7.900 estudiantes.  Su inauguración es memorable para la Universidad de Costa Rica pues representa el "re-nacimiento", la "re-fundación" y la "revolución" de la Institución, pues materializó la convergencia de los dos grandes proyectos que la han hecho una universidad esencialmente humanista, pública y autónoma: el proyecto de creación de la Ciudad Universitaria y el trascendental Plan de Reforma Universitaria de 1957, gracias al cual, la Institución se consolidó como promotora de la democracia en tanto medio idóneo para dedicarse a la enseñanza, a la investigación, a la acción social, al estudio, a la meditación, a la creación artística y a la difusión del conocimiento.

    Desde su fundación en 1957, los Estudios Generales han surcado el sentir y el hacer de esta Universidad y del país. Se afincan en valores fundamentales y los promueven: la tolerancia, la libertad, la responsabilidad, la solidaridad y la excelencia, valores todos estos característicos de una propuesta de humanismo integral y solidario.

    En 1984, la Escuela de Estudios Generales rindió tributo al ilustre pensador costarricense, Enrique Macaya Lahmann, denominando el edificio con su nombre, dos años después de su muerte. Macaya Lahmann fue uno de los principales actores de la Reforma Universitaria de 1956, que dio vida al ideal humanista de la Universidad de Costa Rica. Además, fue secretario general de la Universidad en 1944, miembro de la Academia Costarricense de la Lengua y del Instituto de Cultura Hispánica de Madrid, formó parte del Consejo Ejecutivo de la UNESCO y fue embajador de Costa Rica en España en los años 1966 y 1967.

    Por ser el edificio que recibe a los estudiantes en su primer año y por su ubicación en una de las entradas del campus universitario, el edificio de Estudios Generales es considerado uno de los sitios de encuentro preferidos por los jóvenes de primer ingreso.

    Desde hace una década la nueva cara del edificio es el mural cerámico de un girasol multicolor, elaborado por el artista Eduardo Torijano Chacón, que representa el inicio de los estudios universitarios y una de las formas más simbólicas de mirar hacia la luz, como reza el escudo universitario Lucem Aspicio, debajo del girasol, que observa el horizonte.

  • Conforme la Universidad de Costa Rica se desarrolló, como resultado de su labor académica surgieron pequeñas colecciones de libros aisladas. En agosto de 1946 se inauguró la Biblioteca de la Universidad de Costa Rica, la cual reunió las colecciones bibliográficas de las facultades de Farmacia, Filosofía y Letras, Ingeniería, Derecho, Ciencias y Bellas Artes. Nació como una pequeña sala con capacidad para aproximadamente 30 lectores, y se ubicó en el antiguo Edificio Central de la Universidad, en el Barrio González Lahmann, en el centro de San José. Prestaba libros para leer en sala y tenía una afluencia de más de 400 lectores por año. Su primer director fue el profesor Alberto Bolaños, maestro normalista y profesor de secundaria.

    En 1956, la Biblioteca se trasladó a un pequeño edificio provisional de madera, ubicado en la actual Ciudad Universitaria Rodrigo Facio, en San Pedro de Montes de Oca, hasta que en 1970 se inauguró el actual edificio de la Biblioteca Carlos Monge Alfaro −que hace honor al nombre del exrector Carlos Monge Alfaro−, después del esfuerzo y trabajo de una comisión constituida por su director, destacadas figuras intelectuales, docentes y ciudadanos de la vida nacional de esa época. Con su apertura, se comenzaron a brindar mejores y nuevos servicios bibliotecarios, que apoyaron la docencia y la investigación de la comunidad universitaria.

    Actualmente, contiene materiales bibliográficos sobre Agronomía, Bellas Artes, Biología, Botánica, Ciencias, Cultura, Deportes, Educación, Filosofía, Historia, Geografía,  Lingüística, Literatura, Política, Psicología, Química, Religión, Sociología, Zoología.  Ofrece acceso a bases de datos referenciales y en texto completo, acceso a Internet, exposición de los últimos números de títulos de revistas y libros, formación de usuarios y usuarias, grabaciones de cabina, impresiones en braille, localización de documentos impresos y en formato digital, orientación al usuario en la ubicación y uso de recursos bibliográficos y en la elaboración de referencias y citas bibliográficas, préstamo de equipo computacional con software accesible, préstamo de materiales bibliográficos impresos en formato braille, préstamo de salas, auditorio y equipo audiovisual, préstamo interbibliotecario, servicio de mapoteca, servicio de proyección y audición de material visual y auditivo y servicio de referencia virtual, entre otros servicios.

    La Biblioteca forma parte del Programa de Bibliotecas Accesibles para Todos y Todas, del Sistema de Bibliotecas, Documentación e Información (SIBDI) y del Centro de Asesoría y Servicios a Estudiantes con Discapacidad (CASED), con el propósito de brindar los servicios y recursos de información a la comunidad universitaria con discapacidad. Entre otros aspectos, pretende la construcción de rampas de acceso, instalación de equipos y programas informáticos especializados, adecuación del mobiliario y servicios sanitarios.

    La Biblioteca Carlos Monge Alfaro fue restaurada en la década de los 90, después de haber sufrido daños importantes en los pisos superiores durante el terremoto de Limón, en 1991. Hoy por hoy sigue siendo un importante punto de reunión para los estudiantes, especialmente al finalizar cada semestre, cuando extiende su horario y abre sus puertas de lunes a domingo. Quienes han sido parte de la comunidad estudiantil de esta Casa de Estudios recuerdan con añoranza las largas horas de estudio y las interminables jornadas en las salas de trabajo en grupo que pasaron durante su carrera universitaria.

  • Plaza El Pretil

    La Plaza El Pretil comprende el área abierta ubicada frente al edificio de la Escuela de Estudios Generales. Desde 1957, año en que se fundó la Escuela, este espacio se convirtió en un sitio de importancia social y un lugar de expresión de las más diversas manifestaciones culturales y políticas de la Institución.

    En El Pretil se establecen relaciones sociales, se descansa, se merienda y se almuerza, se busca compañía, se hacen los trabajos, se protesta, se toma el sol, se duerme y se busca distracción durante los “cajones” del horario.

    Desde este espacio han partido marchas y manifestaciones en las que ha participado la comunidad universitaria, como la marcha contra ALCOA en los años 70, las múltiples marchas por la defensa del presupuesto universitario, las marchas contra el Combo del ICE (Instituto Costarricense de Electricidad), y más recientemente, las marchas contra el TLC (Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos). 

    En agosto de 2007, en un acto solemne, se inauguró la recién remodelada Plaza El Pretil, que conmemoró la celebración del 50º aniversario de la Escuela de Estudios Generales, con la presencia de autoridades universitarias, docentes, estudiantes e invitados especiales.

    El Pretil renovado ofrece hoy un diseño arquitectónico y artístico que recoge el sentido histórico de este espacio y presenta nuevos elementos como esculturas, una fuente, rampas que facilitan la accesibilidad para personas con discapacidad y una tarima para actividades artísticas, sociales y culturales. Además, al lado sur del edificio de Estudios Generales, se construyó la Plaza del 50 Aniversario, y en la pared del mismo sector, se creó el emblemático mural del girasol en gran formato, del artista Eduardo Torijano Chacón. Este emblema de la Universidad “expresa el conocimiento y el saber integrado, la unidad en la diversidad, el proceso histórico, la construcción del pensamiento, el dominio del lenguaje, las ciencias y las letras, la tecnología y las artes”, según manifestó la rectora de la Institución, Dra. Yamileth González García (2002-2010).

  • Fuente Cupido y el cisne

    La histórica fuente que se ubica actualmente frente al edificio de la Biblioteca Carlos Monge Alfaro, en la Sede Rodrigo Facio, de la Universidad de Costa Rica, es uno de los sitios más concurridos del campus.

    La fuente del Parque Central, como se le conoce, fue traída al país en el siglo XIX y formó parte del primer sistema de agua potable de San José, construido durante la segunda administración del Dr. José María Castro Madriz (1866-1868). Para celebrar la construcción de la cañería, el ingeniero mexicano Ángel Miguel Velásquez fue comisionado por la Municipalidad de San José para viajar a Inglaterra y comprar una fuente ornamental para la Plaza Principal, el hoy Parque Central. Velásquez adquirió una de las seis fuentes Cupido y el cisne que existen en el mundo, copia genuina de la célebre fuente de Coalbrookdale & Co, diseñada por el escultor John Bell. Las otras copias se encuentran en Londres, Australia, Sri Lanka y Estados Unidos.

    Debido a varias remodelaciones, en los años 40 esta fuente fue removida del Parque Central y colocada al frente del Paraninfo de la Universidad de Costa Rica, en el Barrio González Lahmman, donde permaneció hasta la construcción de los edificios de los Tribunales de Justicia. Posteriormente fue trasladada a la Ciudad Universitaria en San Pedro de Montes de Oca a inicios de los años setenta e instaurada en el patio interior de la Facultad de Agronomía, donde permaneció varios años bajo resguardo. Por último, previa restauración y arreglos para su funcionamiento, se trasladó a su lugar definitivo, frente a la Biblioteca Carlos Monge Alfaro en febrero de 1992.

    En 1987 esta fuente fue declarada patrimonio histórico y artístico nacional.

    En 2013 Cupido y el cisne fue restaurado nuevamente.

  • Plaza 24 de abril

    La Plaza 24 de abril, ubicada frente a la Facultad de Ciencias Sociales, en la Ciudad Universitaria Rodrigo Facio, es el sitio simbólico por excelencia de la conmemoración de la Semana Universitaria, o Semana U, que se celebra cada año con una serie de actividades culturales, artísticas y deportivas en el mes de abril, y que encierra en su razón de ser la remembranza de las luchas históricas emprendidas por el movimiento estudiantil.

    La celebración tomó un sentido especial a partir de la lucha del movimiento estudiantil contra la empresa Aluminum Company of America (ALCOA), que pretendía explotar los depósitos de bauxita en San Isidro del General. El amplísimo movimiento social de estudiantes universitarios y de secundaria, de intelectuales, de jóvenes con grandes inquietudes sociales, de comunidades y trabajadores estalló en una revuelta que se prolongó por varias horas hasta el anochecer del 24 de abril de 1970, cuando se aprobó el contrato con ALCOA.

    La huelga continuó una semana más y finalmente el proyecto fue archivado, sentando así un precedente del poder y la capacidad de los movimientos estudiantiles en la política nacional. Se le recuerda como una de las más grandes protestas en la historia del país liderada por estudiantes.

    La Plaza 24 de abril es hoy un sitio emblemático donde la comunidad universitaria se reúne en actividades artísticas, culturales y deportivas, en ferias de artesanía y venta de productos orgánicos, o en momentos de esparcimiento y descanso.

  • El Jardín Botánico José María Orozco, es un área protegida de 4,500 metros cuadrados, ubicada en la Ciudad Universitaria Rodrigo Facio, en San Pedro de Montes de Oca. Es considerada una de las instalaciones más antiguas de la Universidad de Costa Rica, pues fue creada desde 1932 por el agrónomo y botánico José María Orozco como Centro Nacional de Agricultura.

    Años más tarde, en 1959 el jardín fue bautizado con el nombre de este benemérito costarricense, cuyo propósito era tener un espacio para facilitar la enseñanza de la botánica; por lo que se preparó el terreno y se inició el cultivo de diversas de plantas y árboles.

    Desde la Facultad de Agronomía de la Universidad, Orozco realizó esfuerzos para darle continuidad a su proyecto.

    En la década de 1970, el botánico Luis Poveda y el trabajador de zonas verdes Clodoveo Vargas cultivaron varias especies, que actualmente crecen en el jardín.

    Pese a su reducida extensión, la mayor importancia del jardín es su diversidad de plantas, con alrededor de 900 especies, muchas de ellas regeneradas o cultivadas en los últimos diez años. Este es un ejemplo de la diversidad vegetal que puede protegerse incluso en áreas pequeñas.

    Todavía residen en el Jardín algunos de los primeros árboles plantados que tienen de 70 a 80 años de edad; entre ellos una ceiba gigante con más de 2 metros de diámetro, sin duda uno de los árboles más grandes y voluminosos del Valle Central; tres eucaliptos al final de su ciclo vital, y varios pinos y palmeras reales.

    Los objetivos actuales del Jardín Orozco son: conservar especies de plantas en un área protegida del campus, así como las especies animales que aprovechan estos recursos; permitir la regeneración natural de especies nativas del Valle Central, cultivar y reproducir otras especies de interés particular, ser un sitio apropiado para complementar la enseñanza de la botánica, ilustrar diversos fenómenos de la naturaleza, y ofrecer un sitio apropiado para practicar la educación ambiental y tener sano esparcimiento.

  • La Biblioteca Luis Demetrio Tinoco se inauguró el 28 de junio de 1985 como Biblioteca de Ciencias Económicas e Ingeniería. Hoy su nombre hace honor al primer rector interino de la Universidad de Costa Rica, el Lic. Luis Demetrio Tinoco Castro.

    La Biblioteca contiene materiales bibliográficos sobre Ciencias Económicas, Ingeniería, Arquitectura, Informática, Física, Matemática y Geología, y destaca por resguardar las colecciones especiales de trabajos finales de graduación, proyectos de investigación, publicaciones periódicas, así como materiales en formato electrónico. Además dispone de salas audiovisuales y equipo audiovisual en préstamo. Brinda acceso a bases de datos referenciales y en texto completo, acceso a Internet, asesoría en la elaboración de material audiovisual, digitalización de documentos, exposición de los últimos números de títulos de revistas y libros, formación de usuarios y usuarias, impresiones en braille, localización de documentos impresos y en formato digital, orientación al usuario en la ubicación y uso de recursos bibliográficos, así como en la elaboración de referencias y citas bibliográficas, préstamo de equipo computacional con software accesible y préstamo de materiales bibliográficos impresos en formato braille, entre otros servicios.

    La Biblioteca Luis Demetrio Tinoco integra el Programa de Bibliotecas Accesibles para Todos y Todas, del Sistema de Bibliotecas, Documentación e Información (SIBDI) y del Centro de Asesoría y Servicios a Estudiantes con Discapacidad (CASED), con el propósito de brindar los servicios y recursos de información a la comunidad universitaria con discapacidad. Entre otros aspectos, pretende la construcción de rampas de acceso, instalación de equipos y programas informáticos especializados, adecuación del mobiliario y servicios sanitarios.

    Alberga en sus instalaciones la Vicerrectoría de Investigación y el Sistema de Estudios de Posgrado. Se ubicada 200 metros al este del edificio de la Facultad de Derecho.

  • El actual edificio de la Facultad de Derecho se inauguró en 1977. Se ubica al costado oeste de la Ciudad Universitaria Rodrigo Facio, contiguo a la entrada principal del campus, con acceso para vehículos y peatones. Destaca en su infraestructura un mural de gran formato, colocado en la pared oeste, con el fin de rendir homenaje al Trabajo Comunal Universitario (TCU).

    Aunque el edificio se construyó a finales de la década de los años 70, el origen de la Facultad de Derecho se remonta a muchos años atrás. En 1814, el Ayuntamiento de San José creó la Casa de Enseñanza, el primer centro de estudios de Costa Rica. Un año más tarde, pasó a denominarse Casa de Enseñanza de Santo Tomás. En 1824, se incluyeron en su plan académico los primeros cursos de Derecho; y en 1830 se abrió la primera carrera de Derecho en Costa Rica, bajo la modalidad de Bachillerato en Leyes. La Casa de Enseñanza se transformó en la Universidad de Santo Tomás, instaurada en 1843 por el Dr. José María Castro Madriz. Después de 45 años de funcionamiento, en 1888, se decretó su cierre por causas de origen político, económico y académico. Este mismo decreto estableció la creación de las Escuelas Superiores de Derecho y Notariado, de Medicina y de Ingeniería. A partir de entonces, la educación superior del país estuvo representada por las escuelas profesionales y facultades que funcionaron bajo la dirección de los colegios profesionales respectivos. Para 1926, se inició la construcción de la nueva sede de la Escuela de Derecho, en el barrio González Lahmann, acto con el que se empezó a gestar la reapertura de la Universidad.

    En la década de 1940, en una coyuntura de reformismo en Costa Rica, Luis Demetrio Tinoco figura como una de las principales personas que impulsó la creación de la Universidad de Costa Rica. Así, bajo el gobierno de Rafael Ángel Calderón Guardia, mediante la ley N° 362, se crea oficialmente la UCR y nace como una institución docente y de cultura superior. El 7 de marzo de 1941 (día de Santo Tomás) la Universidad abrió sus puertas en el barrio González Lahmann, con más de 700 estudiantes. La Facultad de Derecho matriculó 155 personas. En 1956 se comenzó el proyecto de erigir una ciudad universitaria en San Pedro de Montes de Oca. La Facultad de Derecho se trasladó al que es hoy el edificio de Ciencias Económicas en 1960, donde permaneció hasta que, en 1977, se inauguró el actual edificio de seis pisos. Fue remodelado en los años 90 con la construcción de escaleras centrales y una plazoleta para el esparcimiento de los futuros abogados y abogadas. Actualmente, al estar ubicado en uno de los límites de la Ciudad Universitaria, es un edificio de referencia para el ingreso vehicular al campus.  

  • Edificio Instituto Confucio

    El Instituto nació gracias a un convenio entre la UCR y la Sede Central de los Institutos Confucio mediante un acuerdo firmado en noviembre de 2008 entre representantes de ambas partes. La Sede Central se creó a instancias del Ministerio de Educación de la República Popular de China, para promover mundialmente el aprendizaje de la lengua china y la difusión de la cultura y el conocimiento.

    El edificio donde hoy se encuentra el Instituto Confucio de la Universidad de Costa Rica, contiguo a la Escuela de Arquitectura en el Campus Rodrigo Facio, entró en funcionamiento en marzo de 2010, después de una etapa de remodelación. Este edificio es una de las pocas construcciones de madera que aún se conservan en la Universidad. Fue sede de la Escuela de Enfermería, antes de su traslado a las nuevas instalaciones en la Ciudad de la Investigación. Además, había alojado las oficinas y el plenario del Consejo Universitario y las instalaciones de la Rectoría de la Universidad, donde ex rectores como Rodrigo Facio, Carlos Monge, Eugenio Rodríguez y Claudio Gutiérrez, entre otros, tomaron importantes decisiones que marcaron el trascender de la Institución.   

  • Desde la década de los años 70 hasta finales del siglo XX, en la Ciudad Universitaria se construyeron nuevos edificios representativos de las técnicas y de los lenguajes utilizados en la época. Destaca el nuevo edificio de la Escuela de Arquitectura, ubicado contiguo a las instalaciones del Canal UCR y el Semanario Universidad, para el cual se tomó como base estructural el antiguo edificio de Agronomía, construido en 1926. El arquitecto Édgar Brenes utilizó la estructura de techos para unificar las dos edificaciones, el viejo edificio de Agronomía y el nuevo edificio de Arquitectura, prefabricado y de cuatro pisos.

    Se utilizó una trama metálica diagonal a los ejes de ambos edificios, como estructura guía de las láminas, las cuales bajan en forma escalonada y perpendicular a la fachada del nuevo edificio para cerrarlo en parte, o sobre las terrazas de los diferentes pisos del viejo edificio.

    Aunque la modernidad llegó a esta estructura, si se le observa con cuidado y de lejos, se puede apreciar la construcción antigua que le dio origen a este espacio, que está ubicado muy cerca del acceso sur a la Ciudad Universitaria y cuyas clases se ven interrumpidas, de vez en cuando, por el sonido majestuoso del tren interurbano, su vecino de por vida.

  • El Planetario es un cine espacial que consiste en una sala circular con una pantalla en forma de domo semiesférica, donde se exhiben las estrellas, los planetas y demás cuerpos celestes. Gracias a un proyector simulador, ubicado en el centro, las y los espectadores disfrutan de un espectáculo de gran belleza y realismo. Estas y otras características crean un efecto envolvente en las películas que se proyectan y convierten la sala  en toda una experiencia a los sentidos.

    En el año 2002 se concretó una donación por parte del gobierno de Japón de un equipo completo para el Planetario, cuyo edificio sería costeado por la Universidad. Las obras de construcción iniciaron en el año 2004 y terminaron en 2005.

    El Planetario se ubica en la Ciudad de la Investigación de la Universidad de Costa Rica (UCR). Está abierto al público interesado en temas de astronomía, y en las tardes y noches de verano es común observar a un grupo de niños, jóvenes y adultos que, junto a los físicos de la UCR, observan las estrellas en las famosas telescopiadas. 

    Aquí, mayor información sobre presentaciones, cursos y telescopiadas.

  • La Universidad de Costa Rica pone a disposición de la comunidad universitaria y vecinos de los cantones de Montes de Oca y Goicoechea un complejo deportivo, que cuenta con amplias zonas verdes y óptimas instalaciones para la práctica de diferentes disciplinas como natación, atletismo, voleibol, baloncesto, tenis y sóftbol. Este espacio también contempla el emblemático Estadio Ecológico, así como la Escuela de Educación Física.

    El Estadio Ecológico cuenta con una cancha de césped natural y tiene capacidad para 1 080 aficionadas y aficionados sentados en butacas.  Además, posee una pista de atletismo sintética, que permite el entrenamiento de deportistas de alto rendimiento del país. Su entorno está rodeado de vegetación y árboles, cuya sombra protege del sol al público que asiste a los partidos. La infraestructura responde al desarrollo de conceptos de armonización con la naturaleza, mientras promueve una forma de educación ambiental, un ambiente saludable, de limpieza y de recreación familiar.

    Con el fin de facilitar su acceso, la Institución ofrece un servicio de bus interno para trasladar a las y los usuarios desde el Campus Rodrigo Facio hasta las Instalaciones Deportivas, pasando por la Ciudad de la Investigación y viceversa.

  • Edificio Saprissa

    El antiguo edificio Saprissa se ubica frente a la Biblioteca Carlos Monge Alfaro, a las afueras del Campus Universitario Rodrigo Facio, contiguo a la calle de la Amargura. Constituye un sitio emblemático que forma parte de la Universidad de Costa Rica desde finales de la década de los 70, después de haber alojado la Fábrica de Tejidos Saprissa. 

    Es sede del Teatro Montes de Oca, de la Librería Universitaria, de la Sección de Programas Deportivos, Recreativos y Artísticos, del Gimnasio Universitario y de la Oficina de Servicios Generales. Cuenta además con los servicios de un cajero automático del Banco Popular, y a su alrededor se ubican las paradas de autobuses para estudiantes de las rutas de Tibás, Guadalupe, Moravia y Coronado y paradas de líneas de transporte público como Barrio Escalante y la Periférica.

    En el edificio destacan los grafitis que cubren la mayor parte de sus paredes externas, que lo caracterizan como un área de tolerancia y manifestación artística de jóvenes de la comunidad y de la Institución.  

 

Logo UCR
Logo UCR
© 2017 Universidad de Costa Rica - Tel. 2511-0000.